Elige tu propia aventura 2019

PUBLICIDAD

Elecciones 2019

Por Juan M Penino

 

 

“En la obra de Ts´ui Pen, todos los desenlaces ocurren; cada uno es el punto de partida de otras bifurcaciones. Alguna vez, los senderos de ese laberinto convergen: por ejemplo, usted llega a esta casa, pero en uno de los pasados posibles usted es mi enemigo, en otro mi amigo”

Jorge Luis Borges, en El jardín de senderos que se bifurcan

 

Como primera cosa llamativa del año que arranca hay que señalar la lluvia y el mal tiempo de verano, que desquicia el espíritu del turista que amaga entre ponerse la campera para pasear por el centro y la bikini para ir a la playa, porque cada pequeño rayo de sol que se filtra en el cielo plomizo de enero es promesa de que el día se “abrirá” y ahí sí, finalmente, estallará el verano en la (in)feliz…Acá viene la primera elección que plantea esta nota interactiva –  y no hay segunda vuelta que valga – :

  1. A) Te vas a la playa y que pase lo que tenga que pasar.
  2. B) Te quedás en tu reducto anti rayos ultra violeta y seguís leyendo.

Si tu opción fue “B” continuamos, caso contrario suerte con el pronóstico del tiempo para mañana. Seguimos con los y las que quedaron, y aprovecho para confesarles que yo hice lo mismo que ustedes ahora pero el primero de enero, me quedé todo el día tirado en la cama viendo películas. Entre ellas, me entregué a la nueva de Black Mirror, recientemente aparecida en la plataforma de la N roja…Segunda elección:

  1. A) Pensás que Netflix está bárbaro y que es un servicio indispensable para los y las fanáticas de cine.
  2. B) Netflix te parece que es el Mcdonalds del séptimo arte – ¿Se acuerdan cuando las artes tenían número? –

Si tu elección fue “A”, bueno, la nota se terminó, podés seguir con la lista de recomendaciones que aparecen al final de cada película que te ofrecen de amables que son los y las creadoras de Netflix. Si te cabió la “B”, continuamos el camino, que te aseguro nos conducirá a alguna otra encrucijada. Porque esta película es como un laberint…….¡Claro! La idea del tiempo en Borges, pero cómo no se me había ocurrido antes. Igual es muy tarde, ya se deben haber escrito cataratas de opiniones que comparan la trama de Black Mirror: Bandersnatch con el relato de Borges, por lo que vuelvo a apelar a tu poder resolutivo, querido/a lector/a:

  1. A) Buscamos otro tipo de camino alternativo, a lo mejor hasta inventamos una historia más intensa desde el Barrio Rivadavia.
  2. B) Te metés de cabeza con las similitudes y diferencias, te vas a buscar “Ficciones” de JL Borges y te leés El jardín de senderos que se bifurcan.

Si te copó la “B” ¡Buenísimo!, te clavaste uno de los relatos más copados de JLB y comprobaste que la gente de Black Mirror le choreó la idea sin citar la referencia. Fin de la nota para vos.

Ahora, si es que quedó alguien todavía, continúan conmigo, porque si hay algo va a regalarnos este 2019 es un montón de este tipo de procedimientos eleccionarios, que son más un efecto especial que una renovación profunda, y ni hablar de pasarle cerca a la revolución. Tenemos que estar preparados y preparadas para votar en varias oportunidades, que más o menos serán como jugar a elige tu propia aventura o ver la película de Black Mirror. Las historias son bastante similares y hasta pedorras, pero una vez que empezás con los diferentes caminos es imposible no entusiasmarse y caer en la ansiedad total tratando de saber qué puede pasar si hacés determinada elección. Al final, por desgracia, te terminás desengañando y te das cuenta de que daba lo mismo optar por una cosa o la otra. Lo que fallaba desde un principio era el sistema, no lo que contenía. Puede que esto de elegir el camino argumental en una película, un libro o la política sea en verdad apenas un efecto simpático y no mucho más… ¡Y a elegir se ha dicho!

  1. A) Considerás que estoy completamente errado.
  2. B) Me das la razón.

Si optaste por “B”, podés volver a empezar la nota desde el comienzo, porque es obvio que jamás puedo tener la razón, y si sospechás que la tengo deberías ser más desconfiado/a. La razón está siempre en disputa y hay que trabajarla.

Seguimos con las y los que se quedaron con la “A”. Claro que estoy errado, tanto como Netflix, el Ministro de economía, los creadores de Elige tu propia aventura y quienes todavía creen que el hecho de votar, por sí solo, garantiza el triunfo de la democracia. Para lograr esto último hay un montón de otras cosas que debemos hacer como sociedad, y la primera de ellas  y más importante es no quedarnos callados / calladas viendo cómo sufren los demás. Por eso, les que llegaron al final de esta humildísima nota llena de elecciones arbitrarias, deberán optar por un cierre, que espero sea digno y bien humanitario:

  1. A) Te quedás en tu casa viendo Netflix, justo la tarde en la que el pueblo sale a la calle para reclamar por sus derechos.
  2. B) Te sumás a la marcha popular, porque ya no soportás más las injusticias que impone este gobierno monitoreado por la caca del FMI.

Ojalá hayas elegido bien. Y aprovecho para extender ese deseo para todo lo que suceda de aquí en adelante en este 2019 lleno de actos eleccionarios en el país. Afortunadamente, recién comienza a escribirse un futuro que podés transformar en algo mucho mejor que los múltiples finales de la película – que no recomiendo – de la multinacional de la N colorada.

 

*Mantra para el 2019, que les choréo a Los Espíritus: El amor puede llegar si nuestros corazones se encuentran en paz… ¿Cuando? El día de hoy, en este instante la luna llena es un buen momento…

…Y nunca mejor dicho lo de llena, ya que justo mientras escribo esta primera nota del año en China festejan haber explorado el lado oscuro de la luna, lo que nos abre otro tipo de posibilidades que tendremos que experimentar, por suerte.

Contacto: juanmanuelpenino@yahoo.com.ar

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*