El luchador

PUBLICIDAD

Son poco más de las 19:45 de un martes lluvioso, la expectativa crece en el Auditorium, la película anunciada se hace desear. De repente, ingresa el presentador al ring, habla sobre un pequeño inconveniente técnico, luego comenta al pasar el motivo por el que la directora Marie Losier no va a estar presente y, ahora sí, hace el anuncio más esperado: detrás de los espectadores, en la entrada al teatro, está ingresando el luchador Cassandro, con su malla ceñida al cuerpo y un tapado tan elegante como llamativo, que arrastra una larga cola como vestido de casamiento. A diferencia de la mayoría de los luchadores libres mexicanos Cassandro no utiliza máscara, sino que sube al ring a cara descubierta, al mundo con el rostro de la persona que eligió ser. Cubierto de maquillaje y con una cabellera rubia y ondulada puesta a mirar hacia el cielo, saluda como la figura que es, toma el micrófono para presentarse, anuncia su película y alza el puño izquierdo con un pañuelo verde bien visible. La ovación no se hace esperar, el luchador de El Paso ya tiene – como de costumbre – al público en sus fuertes manos de lucha. Lo que resta es el documental que retrata su vida, que nos muestra los avatares de un luchador gay que busca su lugar en un contexto muy machista. En los minutos que dura la película veremos el gran esfuerzo del luchador apodado Exótico! por ganarse el reconocimiento a base de esfuerzo, perseverancia y un cuerpo que aguanta más de veinte cirugías por la entrega en los cuadriláteros del mundo. También pasarán momentos muy emotivos donde veremos al héroe de la lucha libre recordar a su madre, rememorar sus tiempos oscuros de adicción y sus mañanas de dolor corporal intenso. Un documental que es más bien un acompañamiento amistoso, de contención para un luchador de la vida que ya no parece poder soportar muchas peleas más y que, poco a poco, comienza a hacer el duelo por el final de su carrera profesional. Un buen documental que pone en cuestión los prejuicios de la cultura heteropatriarcal y que descubre un universo muy poco conocido por estas latitudes.

*Algún dato: la película Cassandro el exótico! se proyecta dentro de la sección Competencia Internacional. Fue realizada como si hubiese sido íntegramente filmada en súper 8, lo que le da una estética muy particular.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*