Seguir la huella con el corazón

PUBLICIDAD

La huella de Tara es la hermosa manera que Georgina Barreiro utiliza para acercarnos algunas historias de vida de una comunidad budista al oeste Sikkim, que desde hace poco tiempo pertenece a la India. La documentalista argentina y su equipo tomaron contacto con un muy pequeño y distante pueblo de India y decidieron registrar escenas de sus vidas, haciendo principal hincapié en el punto de vista de les niñes y les jóvenes. Elles son les que llevan la voz y el cuerpo del documental, son les que exponen en discusiones sus incertidumbres respecto a la actualidad política del pueblo, son les que transitan el cambio tecnológico y el modo en el que afecta sus vidas. También, son les portadores de las tradiciones religiosas y culturales de una comunidad muy particular. Además está todo ese paisaje que retrata tan bien el film y que invita a dejarse llevar por un rato y desconectarse del ruido de las grandes ciudades: planos a un cielo inmenso lleno de soles distantes y brillosos, unas montañas inmortales con puntas blancas, un gigantesco bosque donde les niñes corretean y ese lago ancestral que, a la distancia, semeja la huella de un dios gigante.

Una oportunidad para viajar a través del lenguaje cinematográfico, que en este caso es muy libre y desprejuiciado. Participa dentro de la sección Competencia Argentina y se repite hoy, a las 13:30hs, en la sala 1 de Los Gallegos.

*Algún dato: La directora habló de lo interesante y lindo que fue conectar con la gente del pueblo, sobre todo con la familia que permitió ser filmada en situaciones muy íntimas, que le dan una naturalidad preciosa al documental. Otra cuestión fue la forma en que les niñes se relacionan con la muerte, tan poco traumática como cotidiana. La película está íntegramente hablada en nepalí.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Deja un comentario