La poética reptil en su etapa más salvaje

PUBLICIDAD

La feria "conectamos trabajo" 2018

Por Juan M Penino

 

Sombra terrible de Cuentrao voy a evocarte, para que sacudiendo el ensangrentado polvo que cubre tus cenizas, te levantes a explicarnos la vida secreta y las convulsiones internas que desgarran las entrañas de un noble pueblo! Tú posees el secreto: revélanoslo.

*(Casi) Todo el fragmento corresponde a Sarmiento, de Facundo, civilización y barbarie.

 

Verdad es que más que escribir una nota lo que tengo ganas de hacer es catarsis. Por una semana dejo un poco de lado la investigación sobre el poeta nazi que supo habitar el Barrio Rivadavia, y que lleva como nombre Adolfo, como apellido infame Cuentrao y como apodo lamentable “Tino”. Adelanto que hay mucho más material sobre sus andanzas y prematura muerte, y prometo un par de sus versos en el cuerpo de este engendro que comienzo, a horas del comienzo de algún que otro partido de fútbol, de alguna copa que no viene al caso. Pensar que Cuentrao sabía perfectamente la importancia del fútbol en la política y que fue el pionero al afirmar que Argentina algún día iba a tener un presidente futbolista, o a lo mejor un cantante de rock. Y, agregaba, lo peor de todo es que “va a ser de los nuestros, lo que pone en riesgo la transformación hacia la derecha necesaria”. Porque, aunque era un ser despreciable, tal vez de los más despreciables que vio la ciudad, sabía que un político relacionado al fútbol era un problema tenga el pensamiento que tenga. En fin, tampoco es mi intención cargar tintas contra el actual presidente de la nación, para eso está él mismo, y lo hace perfecto. En estos días se cumplieron varios de los más fuertes designios del actual gobierno macrista:

  • La Feria de empleo “Conectamos trabajo”, funcionó a la perfección según sus principales forjadores. Es que hubo una cantidad inmensa de mano de obra regalada para calmar la codicia del empresariado vampírico. Y no hubo ningún tipo de disimulo, el pro-yecto funciona a la perfección. Cito, y esta frase de verdad la dijo un importante dirigente del gobierno provincial Pro: “La feria de hoy es la síntesis de una política que se viene trabajando”. A confesión de parte… También se festejó la organización, la simbiosis entre el Estado y el sector privado- empresarial. Cito nuevamente a la gente de la Orga Pro: “Una articulación entre lo público y lo privado para lograr esta gran organización”. Otro legado de estos tiempos de globos amarillos: la fusión entre lo público y lo privado, una danza de sedientos empresarios que de repente toman el Estado y lo transforman en una sucursal de sus negocios. Y no mucho más pasa…La gente va a sobrevivir, según calculan en cómputos realizados en planillas de Excel.
  • El FMI y su regreso, totalmente aceitado y disfrazado como salida única a una crisis que inventó de la nada y que ahora se ocupa de alimentar ese mismo Estado / Empresa tomado por sus CEOS, todos grandes jugadores en materia de finanzas, lavado, blanqueo y trampas al fisco. Offshore! Y elemental. La rueda que mueve este sistema perverso se completa con la represión a la protesta social, sindicada como un grupo de opositores que solo se dedican a poner palos en la rueda…Y que se robaron todo, aunque ahora no tengan nada, ni para cocinar un puchero. Pero sí, el FMI es más argentino que su propio pueblo, es digno de ser defendido porque mire…nos ayudó tantas veces…¿O no se acuerdan aquella oportunidad en la que con la plata que nos prestó el Fondo, con su gran humanismo – esa palabra, me parece, que nunca la escuché en boca de ningún enviade – pudimos salir de la crisis…Ah! No, perdón, me equivoqué, estaba repasando la historia de otros países… Tampoco, perdón otra vez, creo que tengo que chequear un poco más la historia.
  • Y ahora volvió la oficina del FMI al Banco Central argento. ¡Qué bueno es dar buenas noticias! Tranquilos, tranquilas, tranquiles que el que está de encargado viene de Jamaica, y mientras hace los negocios que les conviene a los integrantes de su secta financiera escucha Bob Marly and The Wailers, mientras se fuma un porro con los billetes de Evita enrollados. Es que son de mejor calidad que los que se imprimen ahora…¿Cómo que ya no se imprimen más pesos argentos? ¿Y para qué carajos tenemos moneda propia? ¿Propia? ¿Propio? Habrá que ver si al final del camino Pro nos queda algo propio. Estaría mejor que repriman, de vez en cuando y como para variar, a los enviados del FMI, pido que pase una sola vez en la historia y ya. ¿Qué soy violento y promuevo la violencia? ¿Yo, en serio? ¿Un cero a la izquierda en la historia, un vecine del Barrio Rivadavia de Mar del Plata, que se toma una birra del chino mientras escribe dos o tres boludeces que no interesan a nadie? Olvidate, siempre fui un pobre chichi pío y así está bien.

Claro que hay que invocar al a sombra terrible de Cuentrao, ese poeta nazi, que tal vez nació en Misiones, tal vez en Foz do Iguaçu, da igual. Porque sus versos se colaron tanto en el inconsciente colectivo de toda la población, que podría haber venido de otro planeta donde son conscientes del poder del lenguaje, donde la poética reptil ya había sido trabajada, explorada y reinventada para lograr el máximo control social…Sí, ese sueño del Cuentrao joven, el soñador, el de la primera etapa, el que llegara a escribir exultante:

 

La horda de cabecitas negras no debe ser interpretada como un apocalipsis

No es más que el nacimiento de la grieta, que no parará de crecer

Años de sangre, bombas, suicidios y asesinatos

Que derivaran en el inexorable olvido de una población cínica

Preparada para imponer su voluntad inquebrantable

Preparada para volver esa horda en esclavitud nuevamente

Una horda necesaria en un primer momento,

Descartable después por su propia inercia histórica

Porque las hordas son siempre fáciles de confundir

En ese, el momento de los verdaderos espíritus superiores,

Los encargados de la higienización final,

Un día de sol naciente, en el que nuestra raza

Se levantará de cara al futuro

Para saludar al resto de las naciones

Y decir, finalmente, hemos vencido al impío

El texto pertenece a un peomario de juventud de Adolfo “Tino” Cuentrao, quien a los 18 años, ya había escrito su primer libro de versos: De regreso al sueño americano (¿1969/70?)Igual, repito, no era la intención seguir desarrollando la investigación sobre el poeta nazi Adolfo Cuentrao, pero es que haciendo un análisis rápido y de volea, sus versos parecen escapar a las hojas para hacerse carne viva en estos tiempos que duelen…¡Y cómo!

 

*Contacto: juanmanuelpenino@yahoo.com.ar / Facebook: Juan Mnp

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Deja un comentario