La larga noche de las corbatas

PUBLICIDAD

san-martin-corbataEntre la tarde del 6 y la madrugada del trece de julio de 1977 fueron secuestradas en Mar del Plata once personas, entre ellas varios abogados.

La lista incluye a los letrados Norberto Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz, Camilo Ricci, Carlos A. Bozzi y Tomás J. Fresneda. Las otras cinco personas  fueron José Verde y su esposa, María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda -embarazada de cuatro meses,  María Esther Vázquez de García y su esposo, Néstor Enrique García Mantica.

De todos ellos, sólo José Verde y su esposa, el Dr. Camilo Ricci y el Dr. Carlos A. Bozzi sobrevivieron a aquellos trágicos días.

La simultaneidad del secuestro de seis abogados en sólo dos días, y el alojamiento de los mismos en las instalaciones del viejo radar situado en la Base Aérea cercana a la ciudad de Mar del Plata, bautizó a esa noche como la “noche de las corbatas”.

Gracias al testimonio de Martha García de Candeloro, prisionera en esa “cueva”, se pudo conocer hace muchos años cómo fueron llegando, traídos por la fuerza, el grupo de abogados. La testigo, esposa de otro abogado asesinado por esos mismo captores días antes y que fuera secuestrado en Neuquén el 13 junio de 1977, detalló minuciosamente esos momentos al declarar en el Juicio por la Verdad.

El abogado sobreviviente Carlos Bozzi también declaró lo que vivió. Pudo constatar, en una declaración desgarradora, que ninguno de los secuestrados tenían relación salvo que eran profesionales del derecho. Y, sobre todo, pudo desmentir la versión que dieron las fuerzas armadas sobre su liberación y que figuró en el diario La Capital.

Tomamos un fragmento de su testimonio tal cual lo dejó escrito en el sitio www.elhistoriador.com.ar en un audio realizado íntegramente por Cristian Romá Habarna. Luego de escucharlo, la conclusión es clara: Nunca más. Y para eso debemos seguir recordando y luchando contra el olvido todos los días, en todos los órdenes de nuestras vidas.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*