El vestido asesino

¿Cómo hacer para transformar algo, en apariencia, inofensivo en un objeto capaz de generar terror en les espectadores? La respuesta está en esta película dirigida por el inglés Peter Strickland, abordada como una mezcla muy particular de terror y comedia del absurdo. Hay que tener mucha imaginación y sentido del humor para hacer una película de terror donde el asesino sea un vestido rojo. Sí, como leyeron. Y no es que el elegante pedazo de tela se apodere de los cuerpos que lo utilizan para cometer crímenes horribles, para nada. Es ese vestido por su cuenta quien comete las peores atrocidades para sus dueños y dueñas, como si tuviese vida propia. En el desarrollo del film hay dos historias que se entrelazan, una crítica medio diluida al consumismo, objeciones al mundo de la alta moda, una puesta en cuestión a los estándares de belleza inalcanzables en la sociedad actual, etc. Pero el principal motor argumental está puesto sobre ese hipnotizante y diabólico vestido rojo que embellece y arruina a sus dueñes, sin distinción de género.

La clave, diría yo, está en el contraste / distancia que hay entre lo que el objeto es en sí y lo que pretende mostrar la historia que sea. Habrá que probar si eso puede llegar a generarte terror. La apuesta vale por sí sola y por eso es que recomiendo pegarle una miradita desprejuiciada, haciendo hincapié también en ese aquelarre tenebroso que conforman la vendedora y el dueño del local de ropa.

Lo malo de la película puede ser reducido en dos opiniones que escuché a la salida del Auditorium, debajo del portal de ingreso / egreso adornado con paraguas, que van cayendo como moscas por efecto del viento de la costa:

  • “Por’ái si alguien me la explica entiendo algo, pero la verdad me pareció una boludez”
  • “Es una tremenda pavada, malísima”

En fin, para experimentar, eso que permite el Festival.

Algo más: cosas lindas que extrañaba del Festival de Cine Mar del Plata / Batán

  • Ver una peli a sala llena en el Auditorium.
  • Las charlas de cine a calzón quitado a la salida del teatro, las recomendaciones al voleo, los debates amistosos y bien directos. Toda esa energía linda festivalera.

*A les que quieran probar, In Fabric – que está en la sección Competencia Internacional –  se repite el día lunes 12 a las 17hs, en la sala del Auditorium.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*