Dejalo ser

PUBLICIDAD

Por Juan M Penino

El cierre del documental de Jim Jarmusch sobre The Stooges titulado Gimme Danger, está a cargo de su líder y estrella máxima: Iggy Pop. Ya entrado en años y pasadas todo tipo de turbulencias y experiencias varias, la iguana mira a la cámara con los ojos vidriosos y explica al mundo que él no quiere ser un punk, o alguien de la farándula, o un alternativo, o una super estrella, lo único que quiere es ser. Con esa sabiduría que dan los años, Iggy es abordado por el director en una entrevista que se irá desplegando durante todo el documental. Además, intervendrán los integrantes de la banda y allegados. Todos juntos ayudarán a reconstruir y magnificar el mito que envuelve a la leyenda viva de iggy y su banda. El documental resulta ser muy llevadero, sin mayores escapes de las vías convencionales. La banda y la figura de Iggy Pop son tan potentes que no hay manera de despegarse de la pantalla durante los 108 minutos de duración de la cinta. Basta con solo ponerle el micrófono a los protagonistas de estas historia llena de excesos y punk rock. No se escatiman anécdotas graciosas que vuelven a los músicos mucho más terrenales, justo como Iggy pretende. Rockumental recomendado para todo el público, sean fanáticos o no de la banda.

*Datos, un par: Iggy cuenta que la idea de salir al escenario siempre en cuero la sacó de las películas sobre faraones de Egipto, que veía en la tele de joven. Esos tipos siempre andaban en cueros y las chicas se volvían locas por ellos.

-Un aspecto negativo a destacar: el director abusa de la canción I wanna be your dog. 

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*